Admisiones 2021
LOGO-BI

Somos una Institución Educativa con más de un siglo,

dedicada a la formación integral de niños, niñas y jóvenes que optan por una educación de excelencia.  Regentada por los Hermanos de las Escuelas Cristianas De La Salle, que iniciaron su misión educativa hace 150 años y hoy cuenta con 20 centros educativos, distribuídos en las principales ciudades del país.
Tenemos una infraestructura que facilita el desarrollo integral de los procesos de aprendizaje, actividades artísticas, deportivas y de pastoral.
 
En la actualidad contamos con dos Campus de estudio y el personal capacitado acorde a las exigencias de la educación moderna, respaldados con la acreditación EFQM nivel 3 estrellas.
 
 

Los valores y nuestro compromiso de entregar al mundo agentes de cambio

Los valores que nos definen

El lasallista descubre el plan de Dios y lo promueve al interior de sí mismo; hace vida de ese espíritu de FE cuando mira todo con los ojos de la FE, lo hace todo con la mira puesta en Dios y lo atribuye todo a ÉL.

La fraternidad lasallista implica un trato misericordioso, que no permite aceptar la miseria de otros. El lasallista promueve el espíritu de fraternidad y solidaridad en sus compromisos laborales e igualmente se vincula con su prójimo en relaciones solidarias.

La intencionalidad del lasallista es educar para transformar y superar la injusticia. Dar a cada quien lo que necesita.

Incorporamos a los estudiantes a que aprendan juntos a tomar conciencia de las injusticias sociales y a comprometerse a favor de una sociedad más justa y fraterna, dando importancia a la ecología, la paz, la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, adquisición de hábitos y actitudes de servicio, de ayuda gratuita y de adhesión a proyectos solidarios por medio del voluntariado y otros.

El lasallista para dar respuestas válidas a las necesidades de los tiempos, vive en constante perfeccionamiento y actualización, potenciando su ministerio. Su ministerio trabaja en la defensa de la vida, en la promoción de la dignidad de la persona y a favor de sus necesidades, con realismo, responsabilidad y esperanza.

El lasallista se entrega en lo que ha empeñado su palabra. Hace lo que debe hacer en el momento que se debe hacer, no improvisa está atento a las necesidades, tal como lo hizo San Juan Bautista De La Salle en su época.

Fundamentados en los valores de la identidad lasallista de Hermanos y colaboradores, la acción formativa integral de nuestros estudiantes se refuerza con la práctica de estos valores.